¿Ventanas de PVC o de aluminio? ¡La eterna pregunta!


El pasado 19 de junio Isaac Fernández Cabanas, gerente de Ventanas Galivent, contestaba en el espacio de Vivienda Saludable de EsRadio Galicia a la eterna pregunta: ventanas… ¿de aluminio o PVC?

Nuestro gerente explicaba que en Ventanas Galvient “es lo primero que nos preguntan y es porque hay bastante confusión respecto a ello y existen muchos mitos y viejos conceptos. Al hablar de perfiles de aluminio nos referiremos siempre a los de rotura de puente térmico, ya que los que no tienen rotura de puente térmico, tienen un aislamiento deficiente y no cumplen con el Código Técnico de Edificación, que es necesario cumplir para toda instalación legal de ventanas.

Un puente térmico es una zona donde se transmite más fácilmente el calor, por las características del material o por su espesor. Esto ocurre en las ventanas de aluminio sin rotura de puente térmico aunque tengan doble cristal.

El doble cristal es un aislamiento es un aislante bueno, siempre y cuando lleve tratamiento térmico. Pero como el aluminio es un metal conductor,  deja escapar gran parte del calor. Es por eso que en invierno aparece la temida condensación en las ventanas de aluminio.

Para evitar esta transmisión de calor, se usa la rotura de puente térmico. Consiste en evitar que la cara interior y exterior tengan contacto entre sí, intercalando un mal conductor, con lo que se reducen mucho la pérdidas. Para las ventanas de aluminio suele utilizarse un perfil separador – conocido como poliamida- embutido en el propio perfil de aluminio que conforma la ventana. Eso en las ventanas de aluminio. En el caso del PVC no tiene sentido hablar de rotura de puente térmico, ya que el PVC no es un material conductor.

En Ventanas Galivent trabajamos con ambas perfilerías y recomendamos siempre la que mejor se adapte a las necesidades de aislamiento en su conjunto en cada cliente. Tanto los perfiles de PVC como los de aluminio con rotura de puente térmico actuales ofrecen unos elevados niveles de aislamiento térmico.

Si bien es verdad que siempre alcanzamos mejores valores de aislamiento con carpintería de PVC a veces por necesidades de colores por cuestión estética, tamaño de las ventanas o arquitectura de las mismas, es aconsejable o necesario instalar ventanas de aluminio en lugar de PVC. Para comparar dichos niveles habrá que ver la ficha técnica de cada perfil y fijarse en la magnitud U, que mide el coeficiente térmico en W/m2 K. El aislamiento es mejor cuanto más bajo sea el valor “U”.

Por otro lado, el coeficiente térmico de la ventana (Uw) es la suma del coeficiente del perfil (Uf) más el del vidrio (Ug). Por tanto, tan importante resulta elegir bien el tipo de perfil que vayamos a instalar como el acristalamiento. Por ejemplo, un doble vidrio bajo emisivo mejorará considerablemente los niveles de aislamiento de nuestra ventana. Aunque los dos materiales pueden llegar a coeficientes muy bajos, el aluminio se encarece bastante en estos niveles”.

Tal  como explicaba en la emisora EsRadio Galicia, para no equivocarse con la elección de las ventanas hay que fijarse en las mejores prestaciones en su conjunto en cuanto a aislamiento acústico, aislamiento térmico, estanqueidad al agua, resistencia al viento y la permeabilidad al aire.

“Las diferencias entre unas ventanas y otras son notables. Sus diferencias aparte del material en sí también se encuentran en la tecnología y calidad de fabricación.Tanto el aluminio como el PVC son muy resistentes.

El aluminio es un material muy conductor del frío y el calor. De todos es sabido que el aluminio se utiliza para disipar el calor como por ejemplo en radiadores, motores de coche, etc. Por ello no es un buen material como aislante propiamente,  que es lo que pretende una ventana.

Algunos perfiles de ventanas de aluminio, lo que hacen para evitar este gran problema es poner un separador plástico (poliamida) que separa la parte exterior del perfil del interior. En Ventanas Galivent trabajamos con perfiles de alumnio punteros que disponen de materiales aislantes que compensan este coeficiente en transmitancia térmica alta? del aluminio. Por eso, que no se puede ser riguroso comparando el PVC con el aluminio en estos términos. Nosotros solo trabajamos con ventanas de aluminio y PVC que superan los estándares del sector de aislamiento y ahorro. No sólo por el material en sí- ya sea PVC o aluminio con materiales aislantes-, sino por el conjunto de componente y sistemas utilizados.

El PVC es cloruro de polivinilo no plastificado. Y destacaría que en las ventanas de PVC, los perfiles son de tacto cálido, similar a la madera  pero sin los inconvenientes de necesidad de mantenimiento de esta.

La principal ventaja de las ventanas de PVC podemos decir que son muy aislantes térmica y acústicamente. El PVC, en comparación con los perfiles de aluminio, tiene un coeficiente de conductividad térmica y acústica más baja y por eso las ventanas de PVC retienen más calor en la habitación en comparación con los marcos de aluminio, si bien como te decía, Maite, el aluminio tiene contraprestaciones para ganar en aislamiento térmico.

Un fácil mantenimiento es otra ventaja del PVC. El material de PVC no es atacado por agentes externos. El aluminio en cambio necesita lacarse o anodizarse y si esta capa se pierde, el material se oxida”, concluía Isaac Fernández.

Escuchar entrevista completa:

 

Escuchar el programa de Esradio Galicia del 19 de junio de 2018

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *